Los deportes de raqueta: Lesiones más habituales, tratamientos y periodos de recuperación

 

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de hablar de los deportes de raqueta es que los profesionales de la salud, y más concretamente los traumatólogos, tenemos que diferenciar entre lo que son las lesiones específicas del uso de la raqueta y el resto de lesiones.

 

Entre las lesiones específicas del uso de la raqueta las más frecuentes se deben a un defecto en la forma de coger la raqueta o a un defecto en la forma de usarla. También produce lesiones con mucha frecuencia el uso de una talla o de un grip inadecuado porque impide coger la raqueta correctamente. Entre las lesiones que aparecen como consecuencia de estos vicios del uso de la raqueta encontramos:

 

  • Sinovitis de la muñeca: Consiste en una inflamación de la cápsula articular de las articulaciones de los huesos del carpo o de la articulación radiocarpiana. Para decirlo más sencillo: es una inflamación de la articulación de la muñeca que suele producirse por microtraumatismos repetidos o por malos gestos en el uso de la raqueta. Se caracteriza por la aparición de dolor a pequeños movimientos e incluso en reposo. TRATAMIENTO: reposo (incluso vendaje escayolado o muñequera rígida) y antiinflamatorios. El periodo de recuperación dependerá de la gravedad del cuadro y del reposo que se haga.

 

  • Tendinitis de los tendones flexo-extensores de la muñeca: Es un cuadro similar al anterior pero en este caso lo que está afectado es el tendón o la vaina del tendón. Realmente no es una tendinitis que es el término común por el que lo conocemos, se trata de una tendinosis, porque suele acompañarse de procesos degenerativos o de envejecimiento del tendón. El cuadro se caracteriza por dolor en la zona afectada que aparece al inicio del ejercicio, cuando ‘se calienta’ el dolor mejora o desaparece, y reaparece cuando se produce la fatiga por el uso o cuando se enfría después del ejercicio. TRATAMIENTO: Reposo deportivo o evitar el gesto repetido que provoca el cuadro de dolor, frío local, antiinflamatorios, rehabilitación y electroterapia. Si así no se consigue la solución del problema podemos recurrir a la infiltración de corticoides con anestesia local y/o a la infiltración de Ozono (O3-)

 

  • Lesión del fibrocartílago triangular en el borde interno de la muñeca: Se trata de un cartílago que existe en la parte interna de la muñeca entre el cúbito y los huesos del carpo, tiene como función hacer el papel parecido al que hace un rodamiento en un mecanismo, igual que los meniscos de la rodilla que consiguen que dos superficies que no son congruentes se vuelvan congruentes y funcionen perfectamente, cuando se lesiona se puede producir una rotura en la parte central del mismo o en la base, en el punto de anclaje. TRATAMIENTO: normalmente requiere tratamiento quirúrgico, aunque se puede encontrar mejoría con infiltraciones de corticoides o de Ozono.

 

  • Tenosinovitis de D’Quervain en el lado externo de la muñeca: Es una tendinitis como las mencionadas anteriormente, pero por su frecuencia y situación tiene nombre propio.

 

Si continuamos ascendiendo nos encontramos con las lesiones del codo como las famosas epicondilitis o ‘codo de tenista’ y la epitrocleitis o ‘codo de jugador de golf’.

 

  • Epicondilitis o ‘codo de tenista’: consiste en la aparición de un proceso inflamatorio-degenerativo en el punto de anclaje de los músculos del antebrazo en la región del epicóndilo (cara externa del codo), como cualquier afección tendinosa la sintomatología y el tratamiento suele ser el mismo; en ocasiones aparecen calcificaciones, como espolones de tracción en la zona de anclaje. TRATAMIENTO: El tratamiento suele ser conservador aunque en ocasiones como en los casos rebeldes al tratamiento conservador pueden precisar tratamiento quirúrgico.

 

  • Epitrocleitis o ‘codo de jugador de golf’:Es una lesión igual que la epicondilitis pero en la parte interna del codo.

 

Más arriba, en el hombro, también se dan con regularidad lesiones, que en este caso se deben a una mala técnica del golpeo o a un gesto deportivo muy repetitivo. Estas lesiones son, fundamentalmente, las lesiones del manguito de los rotadores.

 

  • Lesiones del manguito de los rotadores: Consisten en un cuadro doloroso relacionado con la activad de los músculos que componen el manguito de los rotadores del hombro. Los más afectados suelen ser el tendón del bíceps braquial, el tendón del supraespinoso, infraespinoso y subescapular. El cuadro de dolor y el tratamiento es igual que en los casos de la muñeca y codo, pero en este caso también aparece dolor en la cama, dolor al vestirse y al desarrollar actividades de la vida diaria.

 

Como he comentado al principio de la entrada debemos diferenciar entre lo que son las lesiones específicas del uso de la raqueta y el resto de lesiones. Cuando me refiero a “resto de lesiones” hablo de aquellas que afectan a otras partes de nuestro cuerpo como tobillos, rodillas o lesiones musculares y que se producen por los mecanismos de torsión que sufren nuestros miembros inferiores o los desplazamientos con aceleraciones y frenadas rápidas. Entre estas lesiones podemos destacar: Esguinces de tobillo,tendinopatías de rodilla, lesiones de meniscos, lesiones musculo-tendinosas de la espalda, de la cara posterior del muslo (isquiotibiales),del cuadriceps, de los gemelos, músculos de la espalda o lesiones ligamentosas.

 

También hemos de considerar los dolores en raquis dorsal y lumbar -por la posición que adoptamos en la mayoría de estos deportes de raqueta- y las contusiones debidas a caídas o a golpes  producidos por la pelota como por ejemplo lesiones oculares (algo que se da bastante en squash), contusiones directas de la bola o contusiones con el compañero de juego si se juega en pareja.

 

De esta manera, aunque consideremos que los deportes de raqueta pueden ser menos ‘peligrosos’ en lo que a lesiones se refiere, hemos de tener en cuenta, como digo siempre, que una buena preparación y un buen entrenamiento son clave para prevenir lesiones.