Las lesiones más habituales en la práctica del esquí

 

En esta entrada voy a hablaros de las lesiones que pueden sufrir los aficionados al esquí o cualquiera de sus variantes y lo primero que hay que destacar es que no todas las modalidades presentan las mismas lesiones ni el mismo periodo de recuperación.

 

Las dos modalidades más practicadas son el esquí alpino y el snowboard  y por lo tanto los practicantes de estos deportes son los  más propensos  a sufrir lesiones.

 

Hace muchos años, cuando se usaban botas bajas y otros tipos de anclajes, las lesiones más frecuentes eran las facturas de tobillo y las de tibia; al ir subiendo la altura de la bota, también ha subido la altura de la lesión, por eso ahora casi no hay lesiones de tobillo en el esquí alpino, porque los tipos de botas que se usan hoy en día actúan protegiendo el tobillo como si fuera una escayola, sin embargo todo tiene sus pros y sus contras porque ahora el estrés recae sobre la rodilla, de manera que las lesiones más frecuentes en la actualidad se sitúan  en esta zona, que sufre casi el 50% de las lesiones de esquí .

 

Entre las lesiones que sufre la rodilla del esquiador, por orden de frecuencia, las más habituales son las lesiones de los ligamentos laterales de la rodilla, lesiones del ligamento cruzado anterior, lesiones de menisco y fracturas.

 

Tratamiento y periodos de recuperación para lesiones de la rodilla:

 

  • Lesión de Ligamentos laterales de la rodilla: El tratamiento suele ser conservador. Esto quiere decir que no necesita cirugía. Suele ser suficiente una inmovilización adecuada durante un periodo de alrededor de  4 semanas y posterior rehabilitación, aunque puede quedar como secuela temporal un punto doloroso en la cara supero-interna de la rodilla que se conoce como ‘punto de esquí’.
  • Lesión de ligamento cruzado anterior: requieren cirugía  y su periodo de recuperación para hacer deporte es de aproximadamente 6-7 meses.
  • Lesiones de los meniscos: no siempre son objeto de tratamiento quirúrgico aunque generalmente precisan la intervención y su proceso de recuperación tras la cirugía y con la rehabilitación adecuada es de alrededor de 4-6 semanas.
  • Fracturas: dependerá del tipo de fractura y de la región fracturada. Algunas veces se tratarán de modo ortopédico con ortesis o con vendajes y otras veces se tratarán con cirugía. El periodo de recuperación dependerá del tipo de fractura y del tratamiento que se haya aplicado.

 

Después de la rodilla, la articulación más expuesta es el hombro que se ve afectado por facturas de humero, luxaciones, fracturas de clavícula o lesiones de los tendones del manguito de los rotadores. Estas lesiones son causadas, en gran medida, por las caídas durante la práctica del deporte.

 

Tratamiento y periodos de recuperación para lesiones de hombro:

 

  • Fracturas de hombro: igual que en la rodilla dependerá de la zona y del tratamiento elegido.
  • Luxaciones: El tratamiento requiere un periodo de inmovilización de 2-3 semanas y posterior rehabilitación.
  • Lesiones del manguito de los rotadores: Pueden tratarse de modo conservador o quirúrgico, dependiendo del grado de la lesión y la edad del paciente.

 

Finalmente aparecen otras lesiones como las lesiones del ligamento colateral cubital del pulgar (lesión de Stener),  traumatismos craneoencefálicos y faciales(fracturas de pómulo, fracturas de huesos propios de nariz) fracturas de muñeca, etc, también provocadas por las caídas.

 

Tratamiento y periodos de recuperación en lesiones del dedo pulgar:

 

  • Lesiones del ligamento colateral cubital del pulgar (lesión de Stener): el tratamiento debe ser quirúrgico siempre, porque en caso de no operarse no se podrá hacer la pinza del pulgar; tras la cirugía su periodo de recuperación es de 3-4 semanas y posterior rehabilitación.

 

Es importante destacar que en la aparición de todas estas lesiones intervienen diversos factores entre los que se encuentran la destreza en la práctica del esquiador, la preparación física, la calidad de la nieve y el cansancio, de manera que tener una buena preparación física y evitar la fatiga muscular y articular puede ayudar a los esquiadores a prevenir lesiones, por lo que es conveniente tomarse pequeños periodos de descanso en la práctica del esquí.

 

**Imagen portada: Cota1700.com